Páginas

Suscribete al Blog

Recibe las actualizaciones por email. Introduce tu dirección de correo:

Creado por FeedBurner

Twitteando...

Entradas populares

Search

Cargando...

Blog Archive

About Me

Vasugupta
Soy profesor de Kundalini Yoga y Reiki. Me apasiona el Shivaismo Tantriko de Cachemira, el Tao (taichi), el Zen... Amado por DIOS, por mediación del Sagrado Corazón de Jesús.
Ver todo mi perfil

Contador de visitas

Vicente Ferrer

sábado, 28 de junio de 2014

El Poder de Dios





Recuerdo viajar por India con una amiga... recién nos hospedábamos en una pensión, justo en frente del Ashram de un gurú muy conocido en India por sus milagros y en mi mente se repetía una pregunta, ¿esto de los “milagros” realmente es verdad? Y claro por mi background Católico (según los evangelios), estaba clarísimo que Jesús hizo milagros, también aparecían en el Yoga y en el Reiki, incluso había tenido experiencias en mi mismo que apuntaban a su existencia, pero para mi mente hiper científica no eran del todo concluyentes y siempre se podía echar mano de la sugestión, de la casualidad o de la probabilidad. 
 .
 .
 .
.
.

Después de varios días dialogando con Dios sobre estas cosas y ya cansado de parecer un esquizofrénico (¿hablando con mi propia imaginación?), le pido a Dios una señal: “si los milagros existen demuéstramelo, pero demuéstramelo AHORA !!!” le dije refunfuñando:


Siento como una inspiración absurda que se transforma en certeza...: “toca el brazo de tu amiga” sin dudarlo un instante (¿?), mientras ella esta hablandome distraída, sacando cosas de la maleta me acerco y toco su brazo derecho... abriendo unos ojos como platos, ella comienza a gritar “mi brazo, mi brazo, que no siento el braaaaazoooooo !!!” ¿que me has puesto en el brazo? y “perdiendo los papeles” sin saber muy bien que hacer, comienza a escupirme un florido abanico de insultos... yo estoy como en estado de ¿shock?, no creo lo que esta pasando, pero esta pasando... (típico), entre aquella marea de sensaciones comienza a aparecer otra pregunta ¿y ahora que? ¿se quedará sin brazo? acto seguido antes incluso de que me inquiete, el buen Dios dibuja otra certeza en mi mente “toca su brazo y volverá a la normalidad” sin dudarlo (¿?), toco su brazo y vuelve a la normalidad... esto sucede en un espacio de aprox. ¿3-4 minutos? Ahora estamos en estado de ¿shock? los dos: nos miramos el uno al otro sin entender muy bien que ha sucedido...
.
.
.
.
.

Imaginas este tipo de situaciones como algo maravilloso, pero también pueden ser un mazazo a todos los parametros sobre los que has cimentado tu realidad y la mente para protegerse entra en negación "esto no ha pasado, esto no ha pasado, esto no ha pasado," pero ahí está.

Al cabo de otros minutos (¿?) ella quiere que le aclare lo sucedido y yo de igual forma comienzo a negarlo todo... habrá sido un pinzamiento le digo, o se te habrá dormido el brazo… ¿pero estas tonta o que? ¿que se yo lo que hace tu brazo o deja de hacer? Al principio no cuela mucho la verdad, pero después de repetírselo y repetírmelo tropecientas veces... acaba colando para ambos: ella deja de “culparme” y yo puedo seguir viviendo en mi “seguro” y pequeño mundo. 
.
.

.
.

Más adelante Dios también me dejó claro algo fundamental, que no creyera que haría "milagros" cuando a mi me diese la gana; que todo tiene su lugar.

Por cierto, sigo sin creer que aquel swami (el del ashram) hiciese "milagros", yo no vi ninguno y los que salían grabados en vídeo, parecían más un truco de "magia borras" que otra cosa (eso sí como puedes comprender amigo lector, no puedo decir que no existan).

Once años me ha costado aprender a encajar correctamente, este tipo de experiencias sin hacerme daño de una u otra forma, antes estaban guardadas en el baúl de los recuerdos con la etiqueta “no tocar”, ahora gracias a Dios tienen otra etiqueta: “ya no es importante”








Que seas Feliz,

Vasugupt

.
.

2 comentarios:

CarlosMisi dijo...

Siempre es un placer leerte, amigo Vasug.

Me has hecho recordar una frase que he leido esta mañana del libro I CHING: "Cuando uno se encuentra entre quienes no siguen el mismo sendero, es inevitable que nos sintamos aislados. Encontrar a una persona digna de confianza con puntos de vista similares elimina el peligro de aislamiento y permite el progreso"

Brindo por el progreso ;-)

Vasugupta dijo...

Pues brindemos por el progreso CarlosMisi !!! ;-P